Scroll to top

30 AÑOS
Y ESTO RECIÉN EMPIEZA

Aquí compartiremos nuestra experiencia y 3 décadas de continua transformación, para empoderar a las PYMES a comprender mejor el mundo empresarial, impositivo, tributario, administrativo y contable

Un Día en Memory...

El Equipo de Memory

Laura González: gerente de Atención al Cliente, Marcos Lizarraga: gerente de Software Factory, Federico Hornes: gerente comercial, Roni Lieberman: fundador y director, Juan Carlos Corazzo: gerente de servicios, Giselda Keymetlian: gerente de administración.

El equipo de InfoNegocios visitó las oficinas de Memory y dialogó con Roni Lieberman, director de la empresa.

Cómo nació Memory?

Nació hace más de 30 años respondiendo a una necesidad específica del mercado. La empresa la fundé yo cuando era estudiante de ingeniería. Detecté, a través de algunos colegas, que las empresas tenían la necesidad de mejorar sus procesos y ser más eficientes. Me di cuenta que con la tecnología eso era posible. Las primeras versiones del software Memory empezaron con aquel programa que de joven universitario le hice a parientes de amigos para mejorar la gestión de sus empresas. Con el tiempo fue creciendo y logramos tener presencia propia en siete países.

¿Se imaginó que Memory tendría tanto éxito?

De ninguna manera. En su momento hice eso porque me gustaba, me divertía y me parecía interesante. No lo veía como trabajo. Al poco tiempo, después de que al primer cliente le gustó el programa que desarrollé e hice más, empezó a despertarse mi lado emprendedor por encima del tecnológico. Ese emprendedor vio una oportunidad gigante y buscó resolver una necesidad que el mercado tenía y sigue teniendo.

¿Recuerda ese primer software que lanzó al mercado?

Claro, es el software de contabilidad por el que todos conocen a Memory. Por supuesto que ese producto no tiene nada que ver al que hoy ofrecemos. Todo es distinto, pero sigue siendo un software de contabilidad. Hoy Memory tiene una suite de productos que abarcan el área administrativa, comercial y contable de la empresa, basándonos en las oportunidades que el mercado nos ofrece como el mercado electrónico y la venta a través de Internet. Seguimos haciendo foco en ayudar a las Pymes a gestionarse, pero todo cambió: el producto, la forma de brindar el servicio, de comercializarlo y de hacer marketing; eso es lo que nos mantuvo todos estos años liderando el mercado en este segmento y nos dio la oportunidad de salir al exterior a mostrar el software uruguayo.

¿Dónde radica el éxito de Memory?

En la suma de algunas cosas. Memory tiene un modelo de negocios muy interesante. Las personas que trabajan en la empresa son clave para su funcionamiento. No solo tenemos gente talentosa, sino que está comprometida, tiene ganas y sabe trabajar en equipo. Es fundamental también la innovación en muchos sentidos. El producto es innovador porque está permanentemente haciendo cosas de una manera distinta que le agregan valor al cliente final, pero lo innovador es cómo hacemos que esas cosas sucedan. Un software de contabilidad no puede innovar mucho en cómo hace la contabilidad de una empresa, porque eso es bastante estándar, pero sí en cómo el software lo hace de manera sencilla para ahorrarle tiempo al cliente.

Pasaron más de 30 años y Memory sigue siendo una empresa líder en el rubro. A su vez, el desarrollo de la facturación electrónica les trajo más competidores. ¿Cómo incidió eso en el negocio?

El hecho de trabajar en esto hace 30 años nos da solidez. Tenemos espalda. Nuestros clientes saben que no somos una empresa golondrina que abre ahora y se va el año que viene. Tenemos 30 años en los que fuimos aprendiendo cómo hacer las cosas, de entender el negocio y conocer las necesidades de nuestros clientes. Siempre hubo competencia, pero ha ido rotando. Te puedo nombrar decenas o cientos de empresas que empezaron y les costó lograr escala. El uruguayo es oportunista, y no lo digo en el mal sentido, y con esto de la facturación electrónica pasa lo mismo. Hay una reglamentación que le exige a las empresas adherirse a un régimen de facturación electrónica y muchas empresas buscan crear un software que haga ese trabajo. Este año termina de entrar la última camada de empresas que no están adheridas a la nueva normativa y Memory está desde hace mucho antes y va a estar por muchos años más. Hay muchas empresas que empezaron por este tema y ya cerraron. Algunos venden el software y después no tienen la capacidad para atender a los clientes. No quiero generalizar, pero en estos años vimos muchas empresas que aprovechan oportunidades como esta y terminan desvinculándose del rubro una vez que esa oportunidad desaparece. A su vez, Memory logró un ecosistema que le hace difícil el ingreso a otras empresas porque funciona muy bien. Pese a que no hay registros oficiales, según nuestras estimaciones, el 80% de las empresas que ingresaron al régimen lo hicieron a través de Memory o distribuidores nuestros.

¿En qué consiste este ecosistema de Memory que mencionó?

Tenemos una cantidad importante de centros educativos en donde enseñan a utilizar nuestros softwares, entonces hay mucha gente en el mercado especializada en software Memory. Eso genera una buena oportunidad para las empresas: siempre van a tener a alguien que sepa usarlo y si esta persona renuncia, a los dos días van a tener a alguien capacitado en el uso de los programas de Memory. Tenemos acuerdos con todas las universidades, por lo cual todos los profesionales que egresan del área de administración usan software Memory. La última vez que se hizo una encuesta seria, mostró que más del 90% de los contadores uruguayos usan Memory para llevar la contabilidad de sus clientes. Es difícil que una empresa utilice un software que no es compatible con el que usa su contador.

¿Cada cuánto actualizan el producto?

Está en actualización permanente. No lanzamos un producto nuevo por año. El año pasado sí hicimos un refresh tecnológico porque no era conveniente seguir agregándole cosas, convenía tirarlo y hacer un producto con la nueva tecnología basándonos obviamente en los productos anteriores. Unificamos todos nuestros productos en un mismo software, Memory Gestión, que está dividido en distintos módulos que permiten resolver necesidades de forma específica. Entendimos que lo mejor era concebir a la empresa como un todo. El que no está preparado para ecommerce, por ejemplo, no tiene por qué contar con ese módulo. Cada empresa incorpora lo que necesita cuando lo necesita. También cambió la forma tradicional en que se compra un software, antes se necesitaba de un gran desembolso inicial. Ahora le damos al cliente la posibilidad de pagar una cuota mensual por el uso del producto, sin necesidad de comprar nada.

¿Cuántas empresas utilizan softwares de Memory?

En Uruguay cerca de 20.000. En total calculamos que son más de 50.000 en la región. Y ahora tenemos empresas nuevas entrando.

¿En qué países se comercializa el software?

Estamos en casi toda América Latina. Tuvimos distintos modelos de ingresos en los distintos países. Estamos atendiendo desde Uruguay.

¿Piensan expandirse aún más?

Nuestro foco está en perfeccionar lo que hacemos y no en plantar banderas en el mundo. Creemos que tenemos muchas más cosas para hacer en Uruguay. Como tuvimos experiencias en varios países, podemos capitalizar ideas novedosas que vemos en el exterior y traerlas al país. Mi foco hoy está más que nada en Uruguay.

 

Fuente: http://infonegocios.biz/un-dia-en/memory-con-su-director-roni-lieberman

Suscribite