Scroll to top

30 AÑOS
Y ESTO RECIÉN EMPIEZA

Aquí compartiremos nuestra experiencia y 3 décadas de continua transformación, para empoderar a las PYMES a comprender mejor el mundo empresarial, impositivo, tributario, administrativo y contable

La Revolución “Facturera” arranca su gira.

El proceso de generalización del uso de la factura electrónica en todo el país y en todas las empresas ya empezó y se prevé esté culminado en 2019. En ese contexto la empresa Memory, especializada en software administrativo, tomó la bandera de la #revolución y se embarcó en una gira “pueblo a pueblo” con el objetivo de difundir el uso de la factura electrónica.

La pueblada comenzará con desayunos de trabajo en Libertad (jueves 19 de mayo) y Mercedes (martes 24), para luego subir hasta la “heroica” Paysandú y Salto, pasando luego por Colonia, Trinidad y Maldonado.

 

Federico Hornes, gerente comercial de Memory, explicó que la intención de este ciclo de conferencias es interiorizar a todos los empresarios sobre la importancia de homologar su condición de emisores de factura electrónica para cumplir con la nueva normativa dispuesta por la Dirección General Impositiva (DGI).

“En la actualidad, hay unas 4.000 empresas dentro del sistema, de las cuales unas 600 todavía están en fase de prueba, y el miércoles 1º de junio vencerá el plazo otorgado para otras 2.000. Es importante tener en cuenta que la implementación del sistema insume entre dos y tres meses, y su incumplimiento implica sanciones, multas, recargos y suspensión de certificados. Queremos llegar con este mensaje a todos los departamentos, para que cada empresario pueda cumplir en tiempo y forma con la normativa”, indicó Hornes.

La DGI realizó una clasificación de las empresas de acuerdo a su facturación, estableciendo plazos de homologación el 1º de junio y el 1º de diciembre de cada año hasta 2019. La única excepción son las que facturan menos de $ 79 mil, pero el resto debe adquirir el hardware y el software necesarios para implementar el sistema. Memory dispone de estos servicios, cuyo costo real puede ser reducido a la mitad aplicando las deducciones tributarias aprobadas por la DGI.

Además de ofrecer las herramientas necesarias para poner en marcha el sistema de facturación electrónica, la empresa ofrece talleres y conferencias gratuitas, facilitando a los usuarios un manual de uso en el que es posible encontrar las respuestas a las preguntas más frecuentes y buscar soluciones inmediatas.

Fuente: negocios.uy

Suscribite