Memory recorre el interior

Comenzará con desayunos de trabajo en Libertad y Mercedes, y continuará en junio con Paysandú, Salto, Colonia, Trinidad y Maldonado.

El ciclo de conferencias, que se desarrollará en el Centro Comercial e Industrial de cada localidad, comenzará el jueves 19 de mayo en Libertad, y continuará el martes 24 en Mercedes. En julio habrá una agenda similar que contemplará las ciudades de Paysandú, Salto, Colonia, Trinidad y Maldonado.

El contador Federico Hornes, gerente comercial de Memory, explicó que la intención es interiorizar a todos los empresarios sobre la importancia de homologar su condición de emisores de factura electrónica para cumplir con la nueva normativa dispuesta por la Dirección General Impositiva (DGI).

“En la actualidad, hay unas 4.000 empresas dentro del sistema, de las cuales unas 600 todavía están en fase de prueba, y el miércoles 1º de junio vencerá el plazo otorgado para otras 2.000. Es importante tener en cuenta que la implementación del sistema insume entre dos y tres meses, y su incumplimiento implica sanciones, multas, recargos y suspensión de certificados.

Queremos llegar con este mensaje a todos los departamentos, para que cada empresario pueda cumplir en tiempo y forma con la normativa”, indicó Hornes.

La DGI realizó una clasificación de las empresas de acuerdo a su facturación, estableciendo plazos de homologación el 1º de junio y el 1º de diciembre de cada año hasta 2019. La única excepción son las que facturan menos de $ 79.000, pero el resto debe adquirir el hardware y el software necesarios para implementar el sistema. Memory dispone de estos servicios, cuyo costo real puede ser reducido un 50% aplicando las deducciones tributarias aprobadas por la DGI.

Fuente: espectadornegocios.com

Además de ofrecer las herramientas necesarias para poner en marcha el sistema de facturación electrónica, la empresa ofrece talleres y conferencias gratuitas, facilitando a los usuarios un manual de uso en el que es posible encontrar las respuestas a las preguntas más frecuentes y buscar soluciones inmediatas (www.memory.com.uy).

Fuente: CUTI

La Revolución “Facturera” arranca su gira.

El proceso de generalización del uso de la factura electrónica en todo el país y en todas las empresas ya empezó y se prevé esté culminado en 2019. En ese contexto la empresa Memory, especializada en software administrativo, tomó la bandera de la #revolución y se embarcó en una gira “pueblo a pueblo” con el objetivo de difundir el uso de la factura electrónica.

La pueblada comenzará con desayunos de trabajo en Libertad (jueves 19 de mayo) y Mercedes (martes 24), para luego subir hasta la “heroica” Paysandú y Salto, pasando luego por Colonia, Trinidad y Maldonado.

 

Federico Hornes, gerente comercial de Memory, explicó que la intención de este ciclo de conferencias es interiorizar a todos los empresarios sobre la importancia de homologar su condición de emisores de factura electrónica para cumplir con la nueva normativa dispuesta por la Dirección General Impositiva (DGI).

“En la actualidad, hay unas 4.000 empresas dentro del sistema, de las cuales unas 600 todavía están en fase de prueba, y el miércoles 1º de junio vencerá el plazo otorgado para otras 2.000. Es importante tener en cuenta que la implementación del sistema insume entre dos y tres meses, y su incumplimiento implica sanciones, multas, recargos y suspensión de certificados. Queremos llegar con este mensaje a todos los departamentos, para que cada empresario pueda cumplir en tiempo y forma con la normativa”, indicó Hornes.

La DGI realizó una clasificación de las empresas de acuerdo a su facturación, estableciendo plazos de homologación el 1º de junio y el 1º de diciembre de cada año hasta 2019. La única excepción son las que facturan menos de $ 79 mil, pero el resto debe adquirir el hardware y el software necesarios para implementar el sistema. Memory dispone de estos servicios, cuyo costo real puede ser reducido a la mitad aplicando las deducciones tributarias aprobadas por la DGI.

Además de ofrecer las herramientas necesarias para poner en marcha el sistema de facturación electrónica, la empresa ofrece talleres y conferencias gratuitas, facilitando a los usuarios un manual de uso en el que es posible encontrar las respuestas a las preguntas más frecuentes y buscar soluciones inmediatas.

Fuente: negocios.uy

Memory promueve uso de factura electrónica

El sistema requiere varios meses de implementación y el límite para ponerlo en marcha cerrará el 1º de junio para cientos de empresas.

El miércoles 1º de junio vencerá el plazo otorgado por la Dirección General Impositiva (DGI) para que unas 2.000 compañías, pertenecientes a un primer grupo, homologuen su condición de emisores de factura electrónica.

93113_1462890648_memory_ok

Estas empresas se sumarán a las casi 4.000 que ya se incorporaron al sistema, entre las cuales hay unas 600 que todavía están en fase de prueba.
La DGI realizó una clasificación de las empresas de acuerdo a su facturación, estableciendo plazos de homologación el 1º de junio y el 1º de diciembre de cada año hasta 2019. La única excepción son las que facturan menos de $ 79.000, pero el resto debe adquirir el hardware y el software necesarios para implementar el sistema.
Memory, la mayor compañía dedicada al desarrollo de software administrativo en Uruguay ofrece el software y los servicios adecuados para responder a la normativa vigente, cuyo costo real puede ser reducido un 50% aplicando las deducciones tributarias aprobadas por la DGI. “Si bien es verdad que todavía falta para el vencimiento del plazo, hay que tener en cuenta que la puesta en marcha del sistema insume entre dos y tres meses. Muchas empresas no tienen claro que no cumplir con los plazos implica sanciones, multas, recargos y suspensión de certificados”, explicó Roni Lieberman, director de Memory.
En marzo, la cercanía de la fecha de vencimiento provocó un considerable aumento de las empresas interesadas en implementar el sistema. Memory recibió un 40% más de solicitudes que el mes anterior, por lo que incorporó personal, ofreció capacitaciones y desarrolló herramientas dirigidas a automatizar parte del proceso para agilizar los tiempos.
Los responsables de la DGI aspiran a que este año se incorporen 9.000 compañías, a las que se sumarán 15.000 en 2017, 27.000 en 2018, y el resto en 2019. “El cronograma implica un avance rápido, si tenemos en cuenta que en el año 2012, cuando se puso en marcha el sistema, había solo siete empresas con facturación electrónica”, señaló Lieberman.
El proceso de implementación implica que cada compañía debe contar con el software antes de presentarse ante la DGI. El siguiente paso es la solicitud de un certificado digital en las oficinas del Correo o ABITAB, que habilita el testeo del sistema mediante el ingreso de 300 comprobantes ficticios.
Para otorgar la homologación, la oficina recaudadora exige el ingreso posterior de 300 comprobantes reales, a lo que se suman otros 300 entregados por la propia DGI. Luego de la firma de una declaración jurada del titular de la compañía confirmando que utilizará el sistema, la DGI autoriza a la empresa a ingresar al régimen, la instalación del mismo y la capacitación a los funcionarios que lo pondrán en marcha.
Una de cada cinco empresas que ya emiten sus facturas en forma electrónica, adoptó la solución de Memory, siendo el 93% de Montevideo y el 7% del interior. Lieberman estima que estos porcentajes se volverán más equitativos ante la incorporación de compañías con mayor volumen de facturación, por lo que Memory desarrollará un ciclo de actividades con Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) del interior del país para informar sobre el sistema.
Esto se suma a los habituales talleres y conferencias gratuitas que la compañía ofrece en forma permanente a los usuarios, a quienes también facilita un manual de uso en el que es posible encontrar las respuestas a las preguntas más frecuentes y buscar soluciones inmediatas (http://solucionesmemory.com).

Estalló la “Revolución” de la Factura Electrónica.

Pancartas, megáfonos y medio centenar de personas vestidas con remeras rojas que anunciaban el estallido de una revolución. Ese fue el sorprendente panorama que visualizaron quienes concurrieron a la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración de la UdelaR durante la jornada de elecciones universitarias, debido a una original acción de promoción impulsada por Memory.

El objetivo de la empresa líder en el desarrollo de software administrativo para pymes fue difundir información acerca del cambio “revolucionario” que implica la implementación del sistema de facturación electrónica.  “El pasaje de la factura de papel a la boleta electrónica es tan revolucionario como el pasaje del correo postal al correo electrónico”, afirmó Roni Lieberman, CEO y fundador de Memory.

La nueva realidad ya está modificando la forma en que operan las empresas. Actualmente, unas 2.000 firmas se han incorporado al sistema de facturación electrónica y la Dirección General Impositiva (DGI) aspira a que este año se sumen otras 4.000.

Para facilitar la incorporación de las empresas al nuevo sistema, Memory ha diseñado una solución integral que incluye el desarrollo de un software específico y la realización de trámites y validaciones ante los organismos pertinentes.

Paralelamente, a través de la organización  de talleres y conferencias gratuitas, entre otras actividades, la compañía ha puesto en marcha una fuerte campaña informativa, con el propósito de despejar todas las dudas que las firmas pueden sobre la facturación electrónica. Además, en el sitio  http://solucionesmemory.com es posible plantear preguntas y recibir asesoramiento sobre el nuevo sistema.

Fuente: neturuguay.com

2b3ec1f6-20a6-489f-b811-028960fe42916ecac482-2dd7-447b-9547-c7e03e85a2b609a35c7b-8d75-4096-8a67-843227f6eacb77e53036-0ef4-4641-b422-25ab78299537653350c7-b640-4766-be38-4fa51a58e498

La factura electrónica a contrarreloj

Para este año la DGI definió dos plazos, junio y diciembre; se sumarán 2.000 empresas por período.

5718faf36f236

Proveedores. Automatizan sus procesos para acelerar el ingreso al sistema. (Foto: Archivo El País)

A un mes y medio de vencer el primer plazo para que un grupo de empresas se sumen al sistema de factura electrónica, hay temor de que algunas «lo dejen para último momento» y se pueda generar «un cuello de botella».

La afirmación proviene de las empresas proveedoras del software de factura electrónica y recae sobre aquellas compañías incluidas en el primer plazo de los dos que definió la Dirección General Impositiva (DGI) para 2016.

El primero vence el 1° de junio e incluye a las que en 2015 facturaron más de 30 millones de Unidades Indexadas (UI), unos US$ 3.467.800. El segundo, vence el 1° de diciembre para las que facturaron 15 millones de UI (US$ 1.733.900) en ese año.

Al momento de aprobarse la resolución, en julio del año pasado, se estimaba que estaban comprendidas unas 2.000 empresas en cada caso. Al presente, de las incluidas en el primer plazo, unas 1.750 se encontraban en distintas fases del proceso (ya ingresadas, en proceso o postuladas).

De todas formas, la preocupación radica en las que aún no lo hicieron, porque queda muy poco tiempo, explicó Roni Lieberman. «Hay que hacer la postulación a DGI, el proceso de homologación, ver que el sistema funcione, etcétera. El promedio de tiempo normalmente desde que se presentan hasta que se le da el OK va entre tres y cuatro meses. Y no solo se trata de recibir multas y sanciones si no se hace, sino que no aprovecharán los beneficios fiscales que permiten exonerar hasta un 50% de lo que se invierta del Impuesto a la Renta de Actividades Económicas», alertó.

Lieberman agregó que en el interior del país es donde hay más terreno para trabajar. En el caso de Memory, hasta el momento el Interior era el origen de un 7% de las empresas.

El empresario considera que, a nivel general, una de las principales limitantes es la falta de información. «Muchas empreas no tienen claro que hay plazos y que (no cumplirlos) implica sanciones, multas, recargos y suspensión de certificados, etcétera», detalló. En Memory, recién en marzo aumentó el ritmo de consultas y solicitudes. En ese mes recibieron 40% más solicitudes que el anterior. Ante esa realidad, la firma desarrolló herramientas para automatizar procesos, capacitó personal y tomó trabajadores para «hacer la mudanza en menos tiempo».

Un caso similar se observa en Datalogic. Su director, Gustavo Charbonnier, percibe una aceleración de las solicitudes en los últimos días, aunque estima que muchas «se sumarán sobre la fecha», lo que impedirá «que se explote el servicio al máximo».

Esta firma también automatizó procesos, por lo que si bien necesita un lapso de unos tres meses, entiende que podría ingresar una empresa en 15 días. Además, ofrece dos formas de sumarse, una que se instala en la empresa y otra «en la nube», que es «casi semi automática», agregó.

En tanto, la empresa Garino Hnos aprecia un buen ritmo de receptividad. Y, dependiendo de la complejidad operativa y del tipo de solución que el cliente necesite, «se puede lograr ingresar la empresa de forma casi que inmediata luego de obtener la homologación», sostuvo su gerente de marketing y comunicación, Diego García.

A nivel nacional, unas 3.955 compañías ya se sumaron al sistema de factura electrónica, de las cuales 609 aún están en fase de prueba, según datos de la DGI

Fuente: El Pais.